Así que por el motivo que os acabo de contar en el anterior post, los últimos días se rellenaron de partidas de backgamon, pro… Un día fuimos al hipódromo, que era una de las cosas que tenía pendientes por hacer. No ganamos un duro pero fue cachondo ver el ambientillo